Home SIN CATEGORIA El Proyecto Ópera Cinema LLevará Tres Joyas De Giacomo Puccini A Autocinemas De La Capital Mexicana

El Proyecto Ópera Cinema LLevará Tres Joyas De Giacomo Puccini A Autocinemas De La Capital Mexicana

by Invitado
Las funciones serán el 28 de febrero, así como el 6 y 21 de marzo bajo estrictos 
protocolos de seguridad sanitaria

La ópera, una de las artes más apasionadas y entrañables, regresa en vivo para tocar nuevamente los sentidos del público, mostrando el poder energético de las manifestaciones escénicas. Y lo hará dentro de un formato que busca cuidar la seguridad sanitaria tanto del público como de los cantantes: el autocinema.

Esto será posible tras la iniciativa de la compañía Offenbach Operetta Studio A.C. que, a través de su proyecto Ópera Cinema, llevará tres joyas del compositor Giacomo Puccini a autocinemas de la Ciudad de México y que conforman uno de los trípticos más importantes de la historia de la ópera mundial.

Se trata de las piezas “II tabarro” (La capa), “Sour Angelica” y “Gianni Schicchi”, de las que se ofrecerán funciones los días 28 de febrero, así como 6 y 21 de marzo. “La Capa” será en el Autocinema Coyote el 28 de febrero, 19:00 horas; “Sour Angelica” el 6 de marzo, 19:00 horas en la Unidad Habitcional Loma Hermosa y “Gianni Schicchi” en un autocinema de Coyoacán el 21 de marzo, 20:30 horas.

Acerca de Ópera Cinema

Hace siete años, un grupo de jóvenes encabezados por Oswaldo Martín del Campo y Martha Llamas iniciaron una aventura estética llamada Ópera Cinema, que forma parte de la asociación civil Offenbach Operetta Studio A.C.

Ópera Cinema es un concepto que nace con dos objetivos primordiales: presentar un espectáculo operístico a un gran número de personas más allá del público que asiste con regularidad a este tipo de eventos, así como disminuir de forma significativa los gastos de producción, montaje y traslado que caracterizan a una puesta operística. El formato está basado en las funciones de cine mudo que eran musicalizadas en vivo. Se filma la parte escénica y recibe un tratamiento de película silente para destacar el histrionismo de los intérpretes.  Durante la función se proyecta el filme y los cantantes acompañados de orquesta o un piano que ejecutan la parte musical en vivo.  

Ópera & pandemia

Mientras en todo el mundo las artes escénicas viven una crisis por el cierre de recintos, los directores de Ópera Cinema se muestran entusiastas de ser una compañía que busca ofrecer actividad operística en un formato seguro. En entrevista, Oswaldo Martín del Campo comparte las razones de mantener su proyecto:

“A un año de trabajo en pandemia con funciones en vivo y sin contagios, nos anima seguir como la única compañía en el mundo que ofrece un formato seguro para el público y los artistas. Estamos ofreciendo óperas completas presenciales, nos enorgullece que ese formato es mexicano, aunque muchos se han negado a verlo y reconocerlo. Nos alegra ofrecer soluciones, más que quejarnos de la situación. Estamos felices por eso y creemos más en los protocolos y en la responsabilidad ciudadana que en el miedo”.

Martín del Campo y su equipo están conscientes de los contagios que puede existir con el canto, ya que es una actividad que forzosamente arroja gotículas, pero asegura que han tomado las medidas necesarias de sana distancia entre los intérpretes para evitar cualquier propagación:

“Cantar es una actividad muy peligrosa, más para los cantantes que para el público. Los cantantes de ópera en escena deben acercarse, abrazarse, casi besarse y estar rodeados de coros. Recientes investigaciones demuestran que el contagio se puede realizar no sólo con gotas pesadas de saliva (al toser o estornudar) sino también con pequeñas gotas o aerosoles provenientes del habla, el bostezo, los susurros y el canto. El riesgo es real. La gran diva de la ópera, Anna Netrebko, se contagió en escena el año pasado -ella fue, al inicio de los confinamientos, de las principales escépticas acerca de las posibilidades de contagio en escena hasta que se enfermó- y fue hospitalizada. Varios coros en Europa y USA volvieron a ensayos y tienen contagios casi del 50%. El Metropolitan Opera House de New York, el gran coliseo mundial de la ópera ha cancelado temporada. El riesgo, en la ópera, es enorme para los cantantes”.

Frente a ese panorama, Ópera Cinema tomó y seguirá tomando todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar la salud de todo el equipo creativo, y, en consecuencia, el del público, que en todo momento se mantendrá resguardado en sus automóviles.

Cabe destacar que todos los ensayos se realizaron en línea. Si bien la grabación de los filmes fue presencial hay que decir que, como se trata de películas mudas, los cantantes filmaron en silencio mientras escuchaban una guía de la obra.  Al respecto Oswaldo explica:

“Se siguieron todos los protocolos recomendados por la Secretaría de Cultura y por la Secretaría de Salud. Cuando llegaron los ensayos musicales se buscaron espacios abiertos, grandes y ventilados donde todos los cantantes mantuvieran distancia considerable y tuvieron que acostumbrarse a cantar con el cubre bocas o la careta. Fuimos cerca de 50 artistas involucrados en un año de trabajo que está por finalizar. Por fortuna, y por las medidas aplicadas, los contagios de COVID 19 dentro de la actividad de la compañía fueron nulos”.

Tríptico de Puccini

Oswaldo -quien ha ofrecido cursos de actuación para cantantes en el Estudio de Ópera de Bellas Artes, en la Escuela Superior de Música del INBAL y en la Facultad de Música de la UNAM-, explica que la elección de las tres piezas de Giacomo Puccini tiene que ver con el valor estético de las mismas y porque cada una dura menos de una hora, tiempo suficiente para cautivar tanto a los amantes de la ópera como a nuevos espectadores.

El tríptico de Puccini es uno de los más famosos dentro del universo de la ópera mundial. Está conformado por tres óperas de un acto cada una. Se estrenaron en el Metropolitan Opera de Nueva York en 1918.  Una de las piezas posee un argumento pasional y realista, otra es lírica y mística, y una más es cómica.

“II tabarro” (La capa) se desarrolla en una barcaza sobre el Sena en París; “Sour Angelica” tiene lugar en un convento cerca de Siena y cuenta una historia conmovedora de redención religiosa. En tanto “Gianni Schicchi” se lleva a cabo en Florencia, es la ópera más popular del tríptico y es una farsa llena de avaricia y trucos. 

Todo el equipo creativo que conforma este proyecto está muy emocionado de poder presentarse ante un público en los autocinemas. Si bien las redes sociales y páginas web también han sido una herramienta de contacto con su público, están convencidos que la experiencia de la ópera en vivo es incomparable. 

 “Desde 2014 Ópera Cinema ha presentado óperas filmadas musicalizadas en vivo y con ello no ha sacrificado la calidad visual de sus proyectos y ha disminuido los altísimos costos de producción y distribución de una ópera. Con la contingencia Ópera Cinema ha encontrado en el formato de autocinema la oportunidad ideal para presentar ópera en vivo y completa con seguridad para público y cantantes”.

El mensaje 

Sobre lo que Ópera Cinema quiere compartir con el público a través de estas funciones, Oswaldo finaliza:

“No queremos educar al público. Queremos entregar al público una experiencia en 60 minutos de su vida, cada persona sabrá qué hacer con ella. Queremos compartir con el público algunas de las más altas manifestaciones de la inteligencia humana, como estas tres óperas que son patrimonio ya de todos los habitantes del mundo. Nuestra apuesta siempre es hacia la inteligencia del público”.

Related Videos

Leave a Comment