Mutilación genital femenina en Colombia via @columnaestilos

derechos humanos ONU

“Las mutilaban para que las mujeres no sean brinconas”.

Solani Zapata escuchó hablar de la mutilación cuando dio a luz a su hija. Su suegra insistió en que tenía que cortar el clítoris de la recién nacida. Se negó.

Ella y su familia son parte de los Embera, uno de los pueblos indígenas con mayor presencia en Colombia, con una población de alrededor de 250.000 personas, que habitan 16 departamentos de las zonas centro y occidente del país. Las comunidades más aisladas tienen pocos conocimientos sobre salud sexual y reproductiva o sobre derechos humanos.

La mutilación se practica casi en secreto. Conocida como “curación”, pretende evitar que los genitales de las niñas se conviertan en los de un niño y también se cree que evita la infidelidad.

No Hay Datos Fiables, Pero Se Estima Que 2 De Cada 3 Mujeres Embera Han Sido Mutiladas.

Un tercio de los nacimientos que se produzcan en el mundo en los próximos 12 años lo harán en alguno de los 30 países donde se sigue practicando la mutilación genital femenina.

Si no se logran avances para proteger a las niñas, 68 millones pueden ser sometidas a un acto violento que provoca infecciones, enfermedades, complicaciones durante el parto e incluso la muerte.

Desde el año 2008, más de 25 millones de personas en alrededor de 18.000 comunidades en 15 países han expresado su rechazo a esta práctica. A nivel global, su prevalencia se ha reducido casi en una cuarta parte desde el año 2000.

Share

Artículo escrito por

avatar
EstilosBlogs escritos por:

El Autor no permite comentarios.

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.