¿Por qué los Campamentos Humanitarios Para Venezuela en las fronteras de Colombia y Brasil?

Por: Pablo Medina Carrasco

Es triste aceptar, que hoy en día se habla y se vislumbra un próximo genocidio infantil en el panorama venezolano, ya que cifras documentadas nos refieren que el 11 por ciento de población se encuentra desnutrida para septiembre del 2017. Por ejemplo, The New York Time público en diciembre pasado un reportaje con abundantes detalles sobre esta crítica situación que están viviendo los venezolanos. Otras investigaciones destacan la reducción de la masa muscular de la población en general. La desnutrición y enfermedades.

Por otro lado, ya comenzaron los saqueos a comercios. El infierno del hambre es tan impactante en toda la geografía nacional que los trabajadores en conflicto no reclaman salarios o contratación colectiva sino alimentos y medicinas.

La comunidad internacional debe actuar con responsabilidad, solidaridad y urgencia en relación a la tragedia que sufre el noble pueblo venezolano. Algunas instituciones informan que el número de desplazados es de dos millones quinientos mil y otros tres millones, diez por ciento de la población.

Y esas cifras crecerán a corto plazo dado que la tiranía terrorista que secuestro el territorio nacional y a los venezolanos continúa adelante en su plan de destrucción similar a la implementada por tiranía cubana. Aniquilaron la agricultura y la industria, la moneda, superinflación, escasez de alimentos, medicina y repuestos, así como militarización y persecuciones son el pan nuestro de cada día, la fuente de este desplazamiento creciente.

El Secretario General de la OEA Dr., Luis Almagro ha actuado con diligencia y carácter humanitario. Igualmente, el Grupo de Lima y el Congreso de EEU. Asimismo, el año pasado, el presidente Donald Trump envió a su vicepresidente Mike Pence, a fin de encontrar una salida de fondo a la crisis venezolana.

Sin embargo, el drama se acrecienta. Por ello, consideramos pertinente formalizar los campamentos humanitarios transitorios en las fronteras de Brasil y Colombia, en un acto que se realizará el próximo 20 de enero en las instalaciones del Arepazo 2 en Doral, Florida, para aliviar la carga de dolor y sufrimientos de una población desvalida. Organizaciones internacionales humanitarias actúan con limitaciones y cuando dichos gobiernos otorguen el permiso para instalarlos formalmente la solidaridad aumentará y habrá mayor control en la frontera para beneficio de todos los países.

Share

Artículo escrito por

avatar
EstilosBlogs escritos por:

El Autor no permite comentarios.

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.