La Entrevista (Relatos)

ENLETRADOS

Por: Francisco Llanos

La Entrevista.

Visitó Miami en días pasados. Estaban preparando su llegada como si viniera el mismísimo presidente, con limosina, suite en hotel de Bal Harbour y cositas de esas. La relacionista pública encargada de  hacerle su tour promocional me había inundado de mensajes pidiéndome que lo entrevistara para mi programa de radio. Accedí, sus argumentos fueron casi convincentes. Es uno de los directores y productores de televisión más exitosos del momento en Colombia, me dijo la PR. Creo que mejor les copio aquí uno de los mensajes que me envió a mi email para que tengan, queridos lectores, una mejor idea de lo convincente que fue. Evitaré los nombres para permanecer con vida después de publicada esta columna, digo, con vida periodística, porque la publicista (como la llaman aquí) así como es de buena amiga, es capaz de acabar con mi buena honra en minutos.

 “Pachito, mi vida, espero todo ande bien contigo. Me tienes preocupada, te ando buscando como locaaaaaaaaaa!

Como te había comentado en mensajes anteriores, viene a Miami XXXXXXX. Te reitero mi deseo de que lo tengas en tu programa de radio, pues creo que es un espacio súper adecuado para este hombre que está de moda,  es guionista, productor y director. Viene a promocionar la más reciente novela que han hecho en Colombia de uno de los narcos esos de que tanto hablan allá. Me reuní con él la semana pasada en Bogotá, para ajustar los últimos detalles de su paso por Miami y pa’ que pero el tipo si tiene un no sé qué, no sé en donde, es como atrapador, medio tímido, medio misterioso. Bueno mejor tú lo compruebas si me haces el bien de hacerle la entrevista. Además acuérdate que me prometiste que me ayudarías en lo que necesitara el día que te regalé las boleticas para ir al concierto de Marc.

Espero verte pronto, has estado como perdido, ahora para poder saber de ti ¡me toca pegarme a tu radio!

Espero tu respuesta.

Se te quiere cariño.”

Luego firmó, poniendo al lado de su nombre caritas felices amarillas y corazoncitos.

Ya no podía escondérmele mas, no podía negarme, me estaba cobrando el regalo de las dos boletas en gallinero para ir a ver (o a imaginarme, por la ubicación de las sillas) el concierto del flaco.

Siempre me había negado a entrevistar a estos simulacros de director que se sienten James Cameron cuando ponen su orden de “grabando” en escenas como esta:

Exterior, Luz día.

Alias “Percanta” (con cara de muy, muy, muy molesto): 

-Tonces que gonococo, ¿te vas a hacer sacar los sesos a punta de plomo? La vaina es que se me va a manchar el mármol del piso con el reguero de sangre, aunque pensándolo bien, ni sangre debés tener. Oíste mequetrefe, ¿Por qué estás tan flaco? Todo culi-chupado. Aaaah, ya se andabas cagaito de susto  pensando que te iba a caer encima, pero te jodiste carenalga, porque te caí y ahora si te voy a descoser del todo.

 Alias “Tostao” (con cara de cagaito de susto, casi llorando y mirando al piso)

-Pero tranquilo mi Don, guarde ese maso que va y se le dispara de verdad. Yo no me estaba escondiendo, lo que pasó es que me toco ir a rebuscarme el billete pa’ pagarle la carga que se me perdió, pero relajado usted mi señor que ando en eso, deme un par de diitas mas y yo le respondo hasta con el último verde. Tranquilo jefe, vea que yo le he sido leal y ahora usted llamándome gonococo y acusándome de ladrón, así no es, así no es. Y ya deje de apuntarme con esa cosa ome.

 Alias “Tostao” (mirando de reojo a alias “Percanta” y con cara de yo no fuí) VOZ EN OFF – PENSAMIENTO

-O me invento un carretazo de afán o este viejo cara e’ pecueca me manda a chupar gladiolos.

¿Que se sentirá dirigir una cosa así, tan dramática? Pensé que me enteraría con la entrevista, a estas alturas ya me estaba convenciendo, por puro morbo, que si quería interrogar a este magnífico hombre del mundo audiovisual.

Llegó el día señalado y yo llegué temprano al hotel donde se hospedaba el guionista-director-productor más relevante de la televisión latina moderna, llevaba conmigo mi libreta de apuntes amarilla, que me hizo recordar las caritas felices de los mensajes de la PR, una pequeña grabadora digital y un “grande six pumps soy chai latte”, que es mi bebida relajante (y preferida).

Debí yo ir al hotel, a mi entrevistado le quedaba “físicamente imposible” ir hasta el estudio de la radio para hacer el programa en vivo, había mandado decir que esa noche debía ir a cenar con los ejecutivos del canal que comprará los derechos de la novela para los Estados Unidos. Nunca he estado en una cena con ejecutivos de canal de televisión latina, no porque no me hayan invitado, es que prefiero evitar el momento de sentirme chiquito ante el majestuoso ego de los dueños y creadores de tanta genialidad que se ve al aire!

 A continuación, la transcripción de lo que ha debido ser mi primera entrevista a un director de novela malhechor-biográfica. Copio aquí lo que quedó plasmado en mi pequeña grabadora.

 -Buenos días XXXXXXX. Es para mí un gusto conocerte.

 -Hola Francisco, que pena mi demora en bajar, me entretuve buscando la llave de la habitación y nada que la encontraba, hasta que me acordé que aquí las puertas se abren con la huella digital del dedo gordo, que maravilla ¿cierto?

 -Claro, hasta donde ha llegado la tecnología, pero no te preocupes, yo aproveché el tiempo para ir organizando mejor las preguntas que te tengo.

 -Qué bueno Francisco, entonces arranquemos.

 -Mi primera inquietud, ¿cuál fue tu cargo específico en esta novela?

 -Mirá Francisco, yo redacté la historia basado en los relatos de las tres viudas del personaje en que se basa la novela, también escribí los libretos junto a una muchacha muy talentosa pero que hasta ahora está empezando en esto, dirigí la fotografía pues quería comunicar exactamente el ambiente de cada cosa que cuenta cada escena, fui el director general tanto en estudio como en exteriores y también la edité para darle el ritmo narrativo que yo tenía claro en la cabeza mía.

 -¡Wow! Me imagino que no te quedaba tiempo ni para dormir.

 -Claro que si Francisco, la novela la grabamos casi en su totalidad en Caparrapí, un pueblito muy pintoresco y de clima calientico, después de almuerzo nos tomábamos dos horitas para la siesta, en hamaca y todo.

 -Más que merecido. Para guiarme un poco yo mismo y para guiar a nuestros oyentes que no sabemos mucho de este mundo de la televisión, déjame preguntarte cosas genéricas para establecer una especie de glosario y así se entienda mejor nuestra conversación, ¿estás de acuerdo?

 -Claro que si Francisco, con toda confianza.

 -¿Qué es un primer plano?

 -Un primer plano Francisco, es ese artículo súper importante del día, que sale en la página principal de los periódicos.

 -¿Seguro?

 -Seguro Francisco, si deberías saberlo también si eres buen periodista.

 -Bueno, ha de ser que no fui a esa clase en mi época de estudiante, pero sigamos. ¿Qué es el tiro de cámara?

 -No Francisco, vamos mal, ¡las cámaras no disparan!, seguro estás confundido pues en la novela hay unas balaceras de madre, ¡pero los tiros salen de las pistolas y las metralletas!

 -De verdad perdona mi desconocimiento en este tema, la televisión es un mundo aparte. Voy a continuar y espero ir mejorando.

 -Dale tranquilo, nada de nervios pues Francisco.

 -Gracias, ¿Qué es una claqueta?

 -Claqueta… claqueta…, ahí si me corchaste Francisco, pero creo que así le dicen a las radiografías que te toman de los dientes, pero nada que ver con la producción audiovisual, no nos salgamos del tema.

 -Toda la razón. Cuéntame en pocas palabras ¿Qué es el cabezote de presentación?

 -Jajajaja, ahora si me hiciste reír Francisco. Eso es como un chiste interno, así le dicen al jefe, a la cabeza del proyecto, jajajaja y como es el más grande de todo el equipo de producción y a veces el más terco le dicen cabezote, por no decirle cabezón, jajajaja.

 -Yo creo que mejor cambiemos de tema, creo que la parte técnica no es tan relevante.

 -Opino igual Francisco.

 -Dicen que estas novelas que cuentan la vida y obra de los delincuentes son para los colombianos documentos históricos, ¿Crees en eso?

 -Estoy convencido Francisco, todos los colombianos debemos sabernos nuestra historia, para tener identidad, para saber quiénes somos y de dónde venimos como comunidad.

 -Pero ese tipo de historia, ¿No es mejor contarla en documentales?

 -¡No Francisco, ni a palo! Los documentales son aburridísimos, son como pepas para dormir. Eso no da rating. La verdadera televisión se hace en novelas, drama y glamour al tiempo, esa es la fórmula.

 -¿Pero entonces se manipula la historia?, pues en la novela hasta cambian los nombres de los verdaderos personajes.

 -Claro Francisco, de eso se trata, de que el televidente se identifique con lo que ve. La gente quiere saber su historia, su pasado, pero a quien le va a gustar llamarse Belisario o Virgilio.

 -Eso me da pie para que hablemos un poco de historia colombiana, ¿Podemos?

 -Pero por supuesto Francisco, tengo clara la historia del país, lo que querás saber de Escobar, los Rodríguez, Gacha, Carlitos Leder, popeye, la quica, el negro Acacio, Pacho Herrera y los demás, solo preguntá.

 -OK, empecemos por la “otra” historia, ¿Quién escribió el himno de Colombia?

-Ese, mi querido  Francisco, fue Rafael Pombo, que además escribía cuentos de niños y fue presidente de la República.

 -Oh, ya veo. ¿Qué fue el bogotazo?

 -Se le llamó el bogotazo al día que América de Cali eliminó a Millonarios, equipo de fútbol de Bogotá de una Copa Libertadores, fue como un símil del maracanazo en Brasil. Me acuerdo Francisco que esa vez casi acaban con ese estadio de la piedra que les dio a los bogotanos, es que así son en la capital, sobre todo con el fútbol. ¿Podés creer que por iniciativa del presidente de un equipo que se llama Santafé le cambiaron el nombre a la ciudad y le pusieron Santafé de Bogotá?  Luego de eso el mexicano se emberriondó y mando a cambiar eso otra vez.

-Está haciendo como calor aquí, dame un minuto para remangarme la camisa.

-Dale Francisco.

-Listo, sigamos. ¿Qué fue el Frente Nacional?

-A ver Francisco, cómo te respondo eso. Si estás mirando el país desde el Mar Caribe, el frente nacional es la Costa Atlántica. Yo creo que ese es el frente más de frente que tenemos.

-¡Dios mío! ¡Dame tres obras representativas de la literatura colombiana!

-Eh Francisco esas si son muy famosas, “El verdadero Pablo”, “El otro Pablo” y “Testimonio de un narco”

-¿Esas?

-Esas, si don Francisco, como dicen aquí, Best Sellers totales, ventas millonarias ¡hasta en los semáforos!

-Una fácil, señor Director-productor-libretista-editor.

-Francisco, eso me suena como a burla ¿será así?

 -No, rotundamente no, como se te ocurre eso. Mejor la pregunta, ¿Dónde nació García Márquez?

 -Sabía que te estabas burlando Francisco, es que eso se lo saben hasta los niñitos de cinco años, te pido que después de esta si hablemos de la novela, o me voy. García Márquez nació en Macondo.

 -¡No jodas!

 -Además de todo ¿Te pusiste grosero Francisco? Sabés que, hasta aquí llegó esto, ya me mamé de esta maricada, andá a comerte un tarrado de caca; si el Papa supiera que se puso tu nombre ¡se lo mandaba a cambiar ya mismo! Nunca había conocido un periodista tan imbécil, mediocre y poco preparado. Hasta nunca.

 En ese momento apagué mi grabadora para poder decirle a la PR hasta de que se iba a morir.

Salí insultado, pero eso si con la claridad total de que me llamo Francisco, nombre que sin remedio la publicista arrastrará por el suelo.

Share

Artículo escrito por

avatar
EstilosBlogs escritos por:

Hacer un comentario

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.