Mantén Tu Fe

Por Lic. Teresa León

Hola, hola. En momentos de grandes decisiones, grandes cambios que no dependen completamente de nosotros, es muy probable que surjan miedos, ansiedad, tristeza, tensión.

Especialmente hoy le pido a los ángeles que me guíen (siempre les pido antes de escribir) para que me ayuden a transmitir un mensaje en el que realmente creo: podemos mantener la fe, podemos sentir toda una gama de emociones, y responsabilizarnos de lo que hagamos con esas emociones, podemos ampliar nuestra visión y ver lo que nos esté pasando desde una perspectiva mayor: sí estamos avanzando como humanidad, aunque por momentos no lo veamos tan claro, sí estamos avanzando, como lo han pronosticado tantas corrientes espirituales, estamos cerca de grandes cambios de conciencia a nivel planetario. Así que confía, confía, confía y mantén tu centro y tu mente en que nos están ayudando.

MANEJO DE EMOCIONES

Es importante que estés consciente de tu emoción, para que la manejes mejor. No es reprimirla, no es echársela a otros, no es evadirla.  Es atenderla, es responsabilizarte por ella. Es manejarla, antes que ella te maneje a ti y contamines, por así decirlo, tu entorno.

Desde los pensamientos:

En medio de cualquier situación, es importante atender nuestros pensamientos, ya que generan más emociones. Presta atención al tipo de pensamientos que tienes sobre esa situación que te angustia. Desglosa los pensamientos y pregúntate si no son fantasías, ya que ese futuro que te da miedo no ha llegado. Pregúntate qué puedes hacer, por ti y por la situación. Cambia de estrategia mental. Cada vez que te quedas dándole vueltas a un mismo pensamientos atraes lo mismo, no solucionas y te baja el ánimo.

Acepta la situación. Acepta la situación, tal y como está, pide ayuda a Dios, pero acepta lo que está.

Desde el cuerpo:

Si se te presenta un miedo, siéntelo, no lo evadas. Sobre todo no lo evadas disfrazándolo de rabia contra los otros. Percíbelo como una emoción tuya, solo tuya. Percibe la emoción, cualquiera que sea, en el cuerpo. Préstale atención. Luego, respira enviando el aire hacia esa parte del cuerpo con la intención de relajar esa parte y dejar salir lo que estás sintiendo. Después, di algo positivo que te ayude a volver el pensamiento a algo positivo.  Practica ejercicios de estiramiento, danza, has meditaciones activas en las que muevas el cuerpo. Regálate un auto masaje, especialmente en el cuello y el pecho.  Mueve los hombros para liberar el peso de los pensamientos. Canta, canta algo suave, para que aflojes cualquier tensión en el cuello y garganta. Mueve la cabeza lenta y suavemente en movimientos circulares, de un lado y luego hacia el otro.

 Desde la acción:

Reza, ora, medita, canta, baila. Dale ánimo a los otros.

SUELTA LOS RESULTADOS

Muchas veces hemos oído decir: emprende la acción que tengas que hacer y suelta los resultados; déjalo en manos de Dios.  Cuando estamos tan involucrados y deseosos y necesitados de que pase algo específico, esta afirmación puede ser impensable.  Pero hazlo, ponlo en manos de Dios, por lo menos por un momento.  La Divinidad puede más, ¿verdad?

 HERRAMIENTAS DE PAZ

Entre las numerosas herramientas que podemos usar para abrirnos a recibir la ayuda divina está la imagen de esta nota.  Es la flor de lis, que se ha empleado desde hace siglos para varias causas y cosas.

Mabel Kats, especialista en Ho’oponopono (técnica de Haiwai para sanación), recibió, como ella dice, por inspiración divina, la idea de usarla como herramienta y validó la idea con su maestro.  “Sirve para liberar la memoria de los derramamientos de sangres, de la guerra constante, y liberar las ideas que causan guerras constantes”.

Sirve para limpiar las causas de los conflictos y polaridades. Sirve para canalizar paz. Cuando decimos limpiar y sacar las causas, estamos pidiendo a Dios que borre de nosotros, y de todos, esas causas de las peleas y enfrentamientos, tanto presentes como antiguos, tanto internos, como con los demás.

 Se usa visualizando el símbolo en una situación, o imprimiéndolo y colocándolo sobre el mapa del país, por ejemplo. Obsérvalo,  siéntelo, imprímelo mentalmente en tu conciencia y en la situación que estás viviendo.

 Los símbolos son poderosas herramientas para cambiar un estado mental, una emoción, una situación, por otra. Podemos influir, usándolos.Hay símbolos en Reiki, y en varias otras corrientes, como el Feng Shui. Existen los cristales de Kryon, que son símbolos que ayudan a canalizar ayuda celestial. En Psicobiofísica, usamos símbolos como por ejemplo el pecesito que los cristianos asocian a nuestro maestro Jesús Cristo, la cruz de los templarios, etc.  La espada de luz azul del Arcángel Miguel es una herramienta poderosa que nos conecta con su fuerza y su fe.

Recordemos que es la energía divina, la Divinidad la que sana y nosotros podemos recibir esa sanación y elevación usando las herramientas que nos llegan.

Recordemos que hay un plan divino para el país, para el planeta. Tú eres parte de ese plan divino. Al subir tú de vibración, ayudas a todos a subir. Al mantenerte tú en tu centro, en tu fe, ayudas por resonancia, a que llegue más luz, más asistencia divina. Hazlo, confía.  Confía que sí estamos avanzando como humanidad.

Un abrazo en la luz.

el link de esta lectura en Estampas:

http://www.estampas.com/blogs/ser-espiritual/121007/manten-tu-fe

 TODOS JUNTOS POR EL PAÍS

http://www.estampas.com/blogs/ser-espiritual/120919/todos-unidos-por-el-pais

  • Lic. Teresa León
  • Coach, Master en PNL, Analista Transaccional, Terapeuta.
  • www.supraenergiaconsultores.blogspot.com
  • www.estampas.com/blogs/sees_index.shtml

 

Share

Artículo escrito por

avatar
EstilosBlogs escritos por:

Hacer un comentario

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.