Salvando Arrecifes De Coral

Salvando Arrecifes De Coral

Hace veinticinco años, el 4 de diciembre de 1986, el avión de Walter Wyatt se estrelló en las aguas de Cay Sal Bank, un área remota entre Cuba y Las Bahamas. Se hundió casi de inmediato.

Walter, que ahora vive en Enterprise, Alabama, pasó una noche en el mar esquivando los tiburones, tapando agujeros en su chaleco salvavidas, y deseando un final misericordioso. A la mañana siguiente, miembros de la Guardia Costera encontraron y rescataron a Walter, y su terrible experiencia acaparó muchos titulares.

Ahora, un cuarto de siglo después, su avión sumergido ha jugado un importante papel en un descubrimiento que puede ayudar a los científicos a comprender mejor los ecosistemas de los arrecifes de coral.

En abril de 2011, investigadores de la Global Reed Expedition, un proyecto de la Khaled bin Sultan Living Oceans Foundation, tropezaron con el avión bimotor sumergido de Walter. Este descubrimiento sacó a la luz la formación misteriosa de las “praderas”: de hierba marina perfectamente circulares.

El diámetro de los círculos de hierba marina varía desde unas decenas de metros hasta cientos de metros. Algunos son círculos sólidos y otros tienen un agujero circular en el medio. Son importantes para la salud de los arrecifes de coral ya que proporcionan un área de hábitat vivero vital y de forraje para muchas especies animales que viven en los arrecifes o en sus alrededores. Sin embargo, su forma redonda no se ha llegado a explicar.

Los científicos de la Global Reef Foundation, un programa de investigación de varios años para estudiar y preservar los arrecifes de coral en todo el mundo, descubrieron cenotes (sumideros) rellenados debajo de los círculos de hierba marina sólidos. Y, en cada uno de los agujeros circulares de hierba marina encontraron un objeto sintético, incluyendo el avión de Walter Wyatt.

La investigación sugiere que la lixiviación de fósforo de los cenotes sirve de abono para los herbarios marinos circulares y sólidos de arriba. Y, en el caso de los herbarios marinos con forma de anillo, se trata de algún otro tipo de abono.

Las observaciones submarinas realizadas durante los estudios de los arrecifes demostraron que el avión de Walter Wyatt actúa como un arrecife artificial, proporcionando un puerto seguro para muchos peces y vertebrados marinos. Este “abono”, opinan los investigadores, es el desecho execrado por los animales que viven en los arrecifes. Para evitar los depredadores, estas creaturas acostumbran a no alejarse mucho de la seguridad de los arrecifes. En consecuencia, van fertilizando un anillo bastante estrecho alrededor del ‘arrecife’ u objeto. Es en este anillo circular en el que se propaga la hierba marina.

Los descubrimientos de la Global Reef Expedition ayudarán al gobierno de Las Bahamas a administrar mejor el Cay Sal Bank. Esto debería permitir una mejor protección de los arrecifes de coral que son una parte tan vital del medio ambiente marino. Es una buena noticia para los arrecifes de coral del Océano Atlántico occidental, y para las personas en todas partes.

Walter ahora piensa que se benefició de su terrible desgracia. “Fue una experiencia que cambió mi vida, y no todo fue negativo”, dijo. “En primer lugar, me di cuenta de que no soy el único ser del mundo. Me di cuenta de que soy frágil”.

Así son también los arrecifes de coral en todas partes.

Para continuar leyendo la  historia visiten

 http://www.globalreefexpedition.org/index.php?option=com_content&view=article&id=248&Itemid=574

Share

Artículo escrito por

avatar
Creadora del Concepto ESTILOS MEDIA Reportera, Locutora, Editora, Escritora, Editora de Columna Estilos, Estilos Blog, Estilos Recomienda, VIP Influencer y Actriz, protagonista de Los Monólogos De La Vagina y Microteatro #Miami Talento Freelance Univision América Twitter@SorayaAlcala Más de mí en www.sorayaalcala.com EstilosBlogs escritos por:

Hacer un comentario

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.