Huérfanos y gordos

Huérfanos y gordos

 

Desde  hace un par de semanas se viene discutiendo en los medios de comunicación más importantes de los Estados Unidos una propuesta que no deja de asombrar, horrorizar y poner en verdadero pánico a padres y activistas.

La propuesta en  grosso modo se trata de quitarle la guardia y custodia a padres y representantes legales de menores de edad que tengan obesidad.

Esta propuesta legal –por suerte aun no materializada- plantea indiscriminadamente que chicos y chicas menores de edad con obesidad, del grado que sea, a juicio de sabe Dios quien, queden totalmente a manos y custodia del Estado, para “re-educarlos” y “devolverles la salud”, y pongo estos términos entre comillas, porque a mi criterio, y al de muchos otros que estamos en la misma acera del Mundo, sin hacer apología a la obesidad, el cuento de kilos de más = muerte pues no me lo van a hacer tragar así por capricho. Todos sabemos que es un tema de salud, pero debe ser ponderado y evaluado individualmente, ya que por suerte y fortuna ningún ser humano es igual a otro, por tanto los organismos de cada uno de nosotros son diferentes y responden diferente ante los estímulos a los que sean sometidos.

Han querido reducir el gran caos nacional y Mundial que esto representaría alegando que solo seria aplicado a chicas y chicos con grado de obesidad 3 o súper obesidad como también se le conoce. Tanta fue la polvorera que esto levantó, que hasta al Padre Alberto ahora “Father Albert” con su nuevo talk show en la cadena Fox fue llamado a debate.

Lo triste es que esta medida absurda e indefendible no ha conseguido ni un solo adepto y cuando les preguntan ni saben como responder (excepto la llamada nazi antigordos MeMe Roth) porque además de que no se ha establecido con claridad y exactitud las reglas de este macabro juego, es de común sentir que esta no es razón para quitarle a un padre sus hijos y menos con la potestad de infundirle cualquier clase de valores que al Estado le parezca positivo, conveniente y correcto, es decir, violación a los derechos y potestad que todo padre tiene por naturaleza, usurpación de roles, entre otros.

Dentro de la poquísima información que han difundido, hacen ver que todo padre que permita o estimule a sus hijos ser obeso –vaya planteamiento para absurdo– está cometiendo “parenting abuse” o abuso parental, lo que me retrotrajo de inmediato a mi niñéz. Si alguien cuidó mi peso y estilo de vida (y todavía)  esos fueron mis padres, a rajatabla literalmente hablando.

Siempre he amado los deportes, pero era un must que yo estuviera en al menos 3 actividades deportivas por semana, siempre me hablaron de los peligros a los que me exponía si mi peso se excedía de lo adecuado para mí, los mejores médicos, siempre procuraron con intensidad y pasión que mi alimentación fuera la mejor, cosa que  les agradeceré cada día de mi vida. En mi caso personal, además de tener la importantísima carga genética del sobrepeso por ambos lados de la familia, mi contextura ósea es muy gruesa, es decir, que flaca no voy a ser nunca ni queriéndolo, cosa que hasta los médicos me han explicado.

Entonces ¿me van a decir a mí que personas como mis padres cometieron abuso por un tema que a ellos humanamente se les escapa de las manos “combatir”?

Me sigue pareciendo una ley abusiva, déspota, agresiva, inmoral y espantosa, ruego por qué no se apruebe en ningún país del Mundo y porque los legisladores centren las neuronas en buscar soluciones reales a los problemas y no generar caos desproporcionados como el caso del que hoy les hablo.

De aprobarse esta ley, el desastre que se nos viene a todos va a ser de dimensiones infinitas. No solo por las consecuencias espantosas que traería, sino porque comenzaran por el peso pero sabe Dios -de tener esto un límite- a donde llegaría.

¡Que Dios nos ampare!

Share

Artículo escrito por

avatar
Nacida en Venezuela, abogada especializada en el área de Discriminación Aspectista. Se ha dedicado desde 1.999 a la incansable lucha de demostrar que ser de talla grande y no tener el riguroso 90-60-90 no es una limitante para ser una mujer bella y exitosa, pionera a nivel mundial en representación de los Latinos en el movimiento en pro a lo real. Escribe varias columnas en diferentes medios a nivel mundial, donde tiene miles de seguidores por el enfoque humano que toca en sus artículos. Jen, es la primera Latinoamericana en participar en el Miss Universo para mujeres de talla grande, resultando ganadora del Voto del Jurado y Voto Popular. Pionera en el modelaje de tallas grandes en Latinoamérica. Esta diva justiciera, dedica sus días a ayudar a miles de personas, brindando de manera personalizada, responsable y gratuita orientación profesional sobre como manejar los problemas de autoestima, discriminación, moda y sobrepeso. Es la primera Latina en aparecer en VOGUE Curvy como portada. Es Directora y Editora de la primera revista en la historia de los medios de comunicación dedicada exclusivamente al público Hispanoparlante de tallas grandes Belleza XL www.bellezaxl.com también conductora del único espacio en TV en Latinoamérica dedicado a moda y autoestima para gente de talla grande. Es reportera para Fox News Latino. Primera latina nominada a los Plus Size Awards como mejor modelo plus size, ganadora del 3er. lugar. EstilosBlogs escritos por:

El Autor no permite comentarios.

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.