El divo de la diva

Toda diva que se precie debe saber que tiene su contraparte masculina (o al menos saberlo reconocer) cosa que en mi caso no representa mayor problema.

Mirando minuciosamente el mundo del entretenimiento, no hay, ni habrá (por ahora) otro mejor contraparte en el target de las tallas grandes para mí que Raúl De Molina.

Este cubano con un sentido del humor a veces negro pero siempre muy fino, supo conquistar mi admiración desde el primer día que le vi en pantalla –cosa que no es nada fácil– unos cuantos años atrás en el programa que aún presenta junto a Lili Estefan “El Gordo y la Flaca”.

El solo hecho de que a alguien de talla grande se le diera tamaña oportunidad en televisión nacional en los Estados Unidos era para quitarse el sombrero, pero si esto no fuera poco, desde el primer día lo hizo con clase y una naturalidad como si tuviera años conduciendo programas en TV, a pesar de que ciertamente era conocido por su faceta como fotógrafo de entretenimiento o paparazzi.

Ahora vemos un Raúl con muchas menos libras, pero aquel entonces cuando empezó su sobrepeso era mucho mayor, y aun así, “Rauli” como cariñosamente lo llama su compañera de set Lili Estefan, ha sabido demostrar que el peso no tiene absolutamente nada que ver con la felicidad, los sueños o metas que te propongas y que las limitantes se las pone solamente uno mismo.

Raúl ha hecho delante y detrás de pantalla cosas como yoga, automovilismo, montarse en elefantes, submarinismo y mil cosas más que hacen una lista interminable que además no cualquiera se atreve en un peso “normal” ¡Vaya que tiene meritos mi Divo! Me siento tremendamente identificada con él, porque así he sido yo. El secreto de la vida no es vivirlo en base a tus posibles limitaciones y lamentarse día y noche, sino disfrutar y sacar la máxima cantidad de sonrisas y que todo lo malo te resbale, sin dejar de ser fabuloso en el intento.

Mi divo Raúl, además sabe reírse de sí mismo, porque así bien plantado lo siento que es capaz de ello, pero no dejar que otros vengan a hacerlo, esa es otra historia.

Como si fuera poco tiene un sentido de la elegancia sublime, y mucho antes de que nacieran comentaristas de moda, él estaba clarísimo que estaba trendy, que le lucia bién y que no, al punto que me atrevo a decir que es de los hombres más elegantes del show business hispano, con el inmenso agregado que vestirse siendo de talla grande no es nada fácil, vaya que lo sé yo, y él lo logra de manera impecable día tras día.

Personas como él, que dan un mensaje súper positivo en el plano en que lo estoy planteando, vale la pena sentarse a elogiarle cuantas veces haga falta y provoque.

Creo que la camada de personas de talla grande haciendo lo que sea y como sea dejando en ridículo y con una connotación tremendamente negativa en medios de comunicación a quienes representan ya tuvieron más que sus cinco minutos de fama y es hora de darle a personas como Raúl De Molina, esta servidora y otros pocos que representamos con respeto y dignamente a quienes tienen otros tipos, espacios y oportunidades de demostrar ampliamente que el talento no viene en una sola talla en la pantalla chica, teatro y todas las ramificaciones de este hermoso mundo del entretenimiento.

Por estas razones de peso y nunca mejor dicho, dejo en evidencia mi admiración por Raúl, aplaudiendo su trabajo y sintiéndome honrada de tener una contraparte como él.

En Twitter: @barretoleyva

Share

Artículo escrito por

avatar
Nacida en Venezuela, abogada especializada en el área de Discriminación Aspectista. Se ha dedicado desde 1.999 a la incansable lucha de demostrar que ser de talla grande y no tener el riguroso 90-60-90 no es una limitante para ser una mujer bella y exitosa, pionera a nivel mundial en representación de los Latinos en el movimiento en pro a lo real. Escribe varias columnas en diferentes medios a nivel mundial, donde tiene miles de seguidores por el enfoque humano que toca en sus artículos. Jen, es la primera Latinoamericana en participar en el Miss Universo para mujeres de talla grande, resultando ganadora del Voto del Jurado y Voto Popular. Pionera en el modelaje de tallas grandes en Latinoamérica. Esta diva justiciera, dedica sus días a ayudar a miles de personas, brindando de manera personalizada, responsable y gratuita orientación profesional sobre como manejar los problemas de autoestima, discriminación, moda y sobrepeso. Es la primera Latina en aparecer en VOGUE Curvy como portada. Es Directora y Editora de la primera revista en la historia de los medios de comunicación dedicada exclusivamente al público Hispanoparlante de tallas grandes Belleza XL www.bellezaxl.com también conductora del único espacio en TV en Latinoamérica dedicado a moda y autoestima para gente de talla grande. Es reportera para Fox News Latino. Primera latina nominada a los Plus Size Awards como mejor modelo plus size, ganadora del 3er. lugar. EstilosBlogs escritos por:

Hacer un comentario

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.