El encuentro más esperado

 

Cuando hace 15 años me integré –sin quererlo- a la vida pública y medio artístico desde el primer día, por el mensaje que estaba pregonando automáticamente el Mundo entero asumió que Osmel Sousa y yo teníamos que ser enemigos y batirnos a duelo con mordiscos de por medio. Al parecer no existe gente civilizada y pensante que comprende que dos personas pueden estar en desacuerdo, literalmente en los extremos de un asunto y aun así poderse tomar un café y hasta ser amigos.

Durante estos 15 años, presentadores, periodistas y demás personajes conocidos se dedicaron a la infelíz tarea en cada entrevista y oportunidad en público a amarrar navajas, inventar mentiras e intentar que ese duelo se convirtiera en realidad, por el solo morbo de armar un escándalo de proporciones colosales, conociendo la personalidad y carácter que tanto Osmel como yo nos gastamos.

Yo veía con delicioso cinismo y burla al agitador de turno que me preguntaba sobre Osmel, los concursos de belleza y su trabajo.  Rara vez se me preguntó al respecto por curiosidad y con respeto del tema, pero la constante era luego de preguntarme las razones de por qué no bajaba de peso, qué pensaba de Osmel Sousa y su trabajo como Presidente del Miss Venezuela y ahora Director de Nuestra Belleza Latina.  Mis respuestas constantes y cónsonas como lo ha sido mi discurso, trabajo y carrera en el medio.

Recuerdo exactamente que 12 años atrás nos habían presentado en un desfile de moda donde ambos habíamos sido invitados. Él me miró detalladamente y me dejó saber que le impresionó mi belleza, pero que para su gusto debía perder peso –muy típico de él- hasta salió a relucir la remota posibilidad de concursar en el Miss Venezuela, pero con mucho respeto decliné, porque nunca fué un tema que me interesara, por el contrario es bastante criticado por mí parte.

Pasaron los años y se dió una cita que nadie vió venir, el Señor destino y sus misteriosas formas de trabajar. Tuvo a lugar un debate en el popular Sábado Gigante conducido por Don Francisco, a raíz de que a Miss Texas por subir a talla 2 le habían retirado la corona y la polémica que se planteaba era si podía o no una chica con sobrepeso ser reina de belleza.

Lo menos que pensé al salir del make up room fué toparme con el mismísimo Osmel y que minutos después me dejaran saber que él iba a ser mi principal contraparte.

La conversación que mantuvimos fue tan divertida como interesante, porque hemos sabido aprender a reírnos de este show que han armado en paralelo a nuestra costa, así que decidimos nosotros voltear la tortilla y hacer lo propio en pantalla.

Una vez comenzado el debate, los codiciados supuestos archienemigos defendieron sus posturas con vehemencia, pasión y siempre con mucha clase. Sin irrespetarnos, le dijimos a la audiencia lo que opinábamos, tan extremo, como diferente y opuesto.

Las reacciones no se hicieron esperar; conocidos, cercanos, amistades, familia, fanáticos todos curiosísimos preguntando por el encuentro, la Revista People en Español sacó dos días después una entrevista con Osmel donde el gran titular era “Osmel Sousa: Detesto a las gordas” ¡como si ya los ánimos no estuvieran suficientemente caldeados! y por mi lado cualquier cantidad de solicitudes de entrevista de medios Hispanos las cuales decliné.

No soy, ni quiero ser conocida por hacer de mi trabajo y mi nombre un circo, por tener escándalos o alimentar esta parte espantosa amarillista que se ha desatado en los medios de comunicación con la que no comulgo en lo absoluto.

Lo que sí es cierto, que aunque éste inesperado encuentro fué muy civilizado, con el respeto y la clase como premisas innegociables de ambas partes, mi postura sigue y seguirá siendo la misma: ni estoy de acuerdo con el trabajo de Osmel Sousa, mucho menos con sus maneras y las consecuencias de su labor a lo largo y ancho de la cultura Hispana –consecuencias que me preocupan tremendamente– así como seguiré trabajando en todas las maneras posibles para que las mujeres aprendan a amarse como son, que no vean el bisturí como primera o única opción para resolver los problemas de autoestima y por último y no menos importante, que todas las mujeres sin excepción son hermosas, sin importar su talla, peso, color de piel, nacionalidad, orientación sexual o cualquier otra característica.

Nadie tiene el derecho de decidir si somos útiles, hermosos y mucho menos que de esa belleza dependa el respeto que se nos tenga o la cantidad de oportunidades que se nos presenten para crecer, con el plus de que la llamada perfección física NO EXISTE.

 

¿Todavía alguien dudas de que se puede ser fabuloso, estar en desacuerdo con alguien y no morir como cavernícola en el intento?

 En Twitter: @barretoleyva

Share

Artículo escrito por

avatar
Nacida en Venezuela, abogada especializada en el área de Discriminación Aspectista. Se ha dedicado desde 1.999 a la incansable lucha de demostrar que ser de talla grande y no tener el riguroso 90-60-90 no es una limitante para ser una mujer bella y exitosa, pionera a nivel mundial en representación de los Latinos en el movimiento en pro a lo real. Escribe varias columnas en diferentes medios a nivel mundial, donde tiene miles de seguidores por el enfoque humano que toca en sus artículos. Jen, es la primera Latinoamericana en participar en el Miss Universo para mujeres de talla grande, resultando ganadora del Voto del Jurado y Voto Popular. Pionera en el modelaje de tallas grandes en Latinoamérica. Esta diva justiciera, dedica sus días a ayudar a miles de personas, brindando de manera personalizada, responsable y gratuita orientación profesional sobre como manejar los problemas de autoestima, discriminación, moda y sobrepeso. Es la primera Latina en aparecer en VOGUE Curvy como portada. Es Directora y Editora de la primera revista en la historia de los medios de comunicación dedicada exclusivamente al público Hispanoparlante de tallas grandes Belleza XL www.bellezaxl.com también conductora del único espacio en TV en Latinoamérica dedicado a moda y autoestima para gente de talla grande. Es reportera para Fox News Latino. Primera latina nominada a los Plus Size Awards como mejor modelo plus size, ganadora del 3er. lugar. EstilosBlogs escritos por:

El Autor no permite comentarios.

Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect. Stop censorship Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.